domingo, 16 de marzo de 2014

¿Qué es un acodo? Tipos, como realizar...

Cuando hablamos de acodo nos referimos a uno de los métodos artificiales de propagación vegetativa de plantas que busca la aparición de raíces en una zona de tallo o rama. Para ello se somete a la zona acodada a un régimen de mayor humedad, calor y ausencia de luz (mediante contacto con turba húmeda) y envuelta en un plástico o maceta opaca. Además realizaremos una serie de cortes, sea en forma de anillo o de incisión, que limiten o dirijan el acceso de savia.

Existe un buen número de tipos de acodo pero podemos simplificar la reducción a dos tipos principales:
A. Acodo terrestre. 
Es el caso más normal y sencillo.
- Época. Normalmente en primavera (en zonas cálidas puede darse en otoño). Se dejará unos 6 meses hasta poder cortar la planta nueva.
- Tipo de madera. Ramas durmientes de un año de edad con la elasticidad y flexibilidad suficientes para poder enterrarlas (sea en suelo o en un maceta provista para ello).
- Especies susceptibles de acodo terrestre. Hedera, Euonymus, Laurus, Forsythia, Rhododendron, Magnolia, Corylus, Vitis, Lonicera, Jazminum, etc.
- Pasos a realizar.
i. Seleccionamos una rama de 1 año, flexible, fuerte.
ii. Sobre esa rama, a la altura en la que queramos efectuar el acodo (enterrado), realizaremos un corte en diagonal, que llegue casi al centro de dicha rama, y en la parte que va a quedar abajo en el enterrado. Aprovechando dicho corte incorporaremos una pequeña cuña (una astilla puede ser suficiente) que evite el cierre de dicho corte. Otra opción puede ser realizar un corte en forma de anillo de unos 4 cm de grosor. En ambos casos la idea es retener la savia en dicha zona para favorecer el desarrollo radicular en la zona. La zona a enterrar será deshojada pero no debemos quitar las hojas de la zona descubierta (tanto anterior como posterior).
iii. Impregna la zona con hormonas de enraizamiento puesto que, de no ser así, las opciones de éxito sin mucho menores.
iv. Entierra la zona de acodo. Fíjala para que no se salga (un alambre bastará). Riégala adecuada y periódicamente. A finales de invierno es probable que ya lo tengamos perfecto para cortar y transplantar.

Una variante similar sería el acodo múltiple, que realiza varias veces este mismo procedimiento obteniendo un mayor número de replicas viables. Típico de enredaderas (Lonicera, Photos, Jazminum, etc.).


Acodo múltiple. Fuente: Infojardín.
B. Acodo aéreo. 
Suelen realizarse cuando no es posible el acodo terrestre (sea por grosor de la rama, falta de elasticidad, de espacio, etc.).
- Época. Normalmente en primavera (en zonas cálidas puede darse en otoño). Se dejará unos 6 meses hasta poder cortar la planta nueva aunque depende mucho de especie y condiciones (consultar).
- Tipo de madera. Debe estar en plena actividad y ser poco trascendente para la estética de la planta madre (puesto que posteriormente debemos eliminarla).
- Especies susceptibles de acodo terrestre. Ilex, Laurus, Arbutus, Taxus, Magnolia, Juniperus, Photinia, Hibiscus, Ficus, Thuya, Pittosporum, etc.
- Pasos a realizar.
i. Seleccionamos la rama/s a acodar.
ii. A una distancia de unos 20-40 cm del extremo de la rama efectuamos sendos cortes en forma de anillo separados 1 cm. Quitamos la corteza y cambium de la zona intermedia de dichos cortes.
iii. Añade hormonas de enraizamiento a dicha zona. Aumentará enormemente sus probabilidades de éxito.
iii. Envuelve el conjunto con un emplaste de turba sujetado por un plástico opaco (negro). De esta forma minimizarmemos las pérdidas de humedad y evitaremos que la luz entre en contacto con las futuras raíces. Cierra bien, por ejemplo con una brida, el extremo inferior del plástico. El superior debes cerrarlo para reducir la pérdida de agua pero dejando la posibilidad de rehidratar la turba de vez en cuando (con un pulverizador cada 15 días puede valer).
iv. Pasado un tiempo procederemos a efectuar el corte en la zona inferior de la bolsa y podremos plantar la zona acodada como si de un esqueje se tratase. Dicho tiempo oscila entre las pocas semanas (Ficus) hasta el año (acebo).
 
Primeros pasos de acodo aéreo. Fuente: infojardin.
Segundos pasos de acodo aereo. Fuente: infojardin.

Además de estos acodos existe la opción del acodo etiolado, en trinchera, por recalce o de punta, aunque su uso es bastante inferior.

ALGUNOS EJEMPLOS

- ACODO DE UN ROSAL.
Uno de los ejemplos que vamos a usar es el acodo aéreo en rosal. Los pasos a seguir son muy sencillos:
i. Realizaremos un corte en forma de anillo a la altura en la que queramos realizar el acodo. Con una navaja de injertar, o cualquier herramienta perfectamente limpia y afilada, eliminaremos la corteza entre ambos cortes del anillo.
ii. Si es posible, añade hormonas de enraizamiento a dicha zona. Aumentará enormemente sus probabilidades de éxito.
iii. Envuelve el conjunto con un emplaste de turba sujetado por un plástico opaco (negro). De esta forma minimizarmemos las pérdidas de humedad y evitaremos que la luz entre en contacto con las futuras raíces. Cierra bien, por ejemplo con una brida, el extremo inferior del plástico. El superior debes cerrarlo para reducir la pérdida de agua pero dejando la posibilidad de rehidratar la turba de vez en cuando.
iv. Pasadas unas semanas procederemos a efectuar el corte en la zona inferior de la bolsa y podremos plantar la zona acodada como si de un esqueje se tratase.


- ACODO EN UN FICUS.
Ejemplo de como realizar un acodo aéreo en un ficus (Plantasfacilisimo.com) (4'24").

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada