lunes, 10 de noviembre de 2014

Reproducir rosales: Esqueje de rosal

No todo va a ser recoger hojas en otoño. Hay otras muchas labores a desarrollar y hoy trabajaremos una muy sencilla y gratificante: multiplicar rosales a partir de esquejes.

Procedimiento
1. Buscaremos un rosal sano e interesante (sea por número de flores, tamaño, olor, etc.).
2. Cortaremos una rama sin rosas (pero que haya tenido previamente) de unos 20 cm y cuyo grosor sea, aproximadamente, el de un lapicero. Recordad utilizad unas tijeras bien afiladas, limpias y evitar rasgar la corteza. El corte inferior debe ser horizontal. El superior, si procede, en bisel.
3. Eliminaremos las espinas y la parte superficial de la corteza para favorecer el posterior enraizamiento. Igualmente quitaremos todas las hojas y brotes de la rama.
4. Tratamiento de la parte inferior. Dos opciones:
4.1 Uso de hormonas de enraizamiento. Incrementará exponencialmente la probabilidad de agarre, si bien no es absolutamente imprescindible. Su aplicación consiste en impregnar el polvo o líquido (según el formulado) en la parte a enterrar.
4.2 Sin hormonas de enraizamiento. Sumergiremos en agua la parte a enterrar durante unos 20 minutos.
5. Colocaremos el esqueje en una maceta con turba, sumergiéndolo unos 10 cm. Presionaremos bien la turba alrededor del esqueje para favorecer el contacto y, con ello, el enraizamiento.
6. Regaremos abundantemente.
7. Días posteriores debemos procurar un sustrato húmedo pero no encharcado.

Época
Otoño

Advertencias
Si bien se trata de un método sencillo no es el óptimo puesto me debilita al rosal. Obtendremos un rosal de buena apariencia pero más sensible.
Si queremos un rosal resistente y hermoso lo ideal será esquejar un rosal silvestre y sobre este injertar nuestro rosal seleccionado. Esta tarea resulta más tediosa y lenta pero efectiva a largo plazo.

Os dejo un vídeo de juannogales por si queréis ver el proceso de forma más visual:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada